1 de Febrero de 2018

Red de Parques Nacionales de la Patagonia: un regalo para Chile y la humanidad

  • La Presidenta Michelle Bachelet firmó los decretos que crean una nueva red de parques nacionales en la Patagonia. En total, serán 4,5 millones de hectáreas y representa un hito histórico que posicionan a Chile como líder mundial en protección y conservación de nuestra naturaleza.

Con la creación de la Red de Parques Nacionales de la Patagonia, Chile tendrá tres nuevos parques: el Parque Nacional Pumalín, el Parque Nacional Melimoyu y el Parque Nacional Patagonia. A esto se suma la ampliación de los Parques Nacionales Hornopirén, Corcovado e Isla Magdalena, y la reclasificación a la categoría de Parque Nacional –la máxima categoría de protección– de las reservas forestales Alacalufes, Cerro Castillo y Lago Cochrane, así como de la Reserva Nacional Lago Jeinimeni.

En total, Chile contará con 4,5 millones de hectáreas de áreas protegidas en la Patagonia. Una superficie similar al territorio de Suiza.

 

 

Esta red de Parques protegerá una diversidad amplia de fauna en estado de conservación como el pudú, huemul, cóndor, carpintero negro, güiña, pingüino de Humboldt, flamenco chileno, monito del monte, vizcacha, puma, albatros de ceja negra, cisne de cuello negro, guanaco, coipo, zorro culpeo y ranita de Darwin, entre muchos otros.

Además, la red impulsará el turismo, ya que la mayoría de los turistas de larga distancia, eligen visitar nuestro país por su extensa y maravillosa naturaleza. Se estima que las áreas protegidas de Chile han aportado más de 10 millones de visitantes en los últimos cuatro años.

Lee también:

Con los nuevos parques de Juan Fernández y Cabo de Hornos, Chile se convierte en líder en conservación marina

Iniciativa pionera en protección a la biodiversidad

El decreto para la creación de la Red se logró gracias al acuerdo suscrito entre la Presidenta Bachelet y Kristine Tompkins, conservacionista que lidera la fundación que donó una importante cantidad de las tierras al Estado chileno. La Mandataria resaltó que “como nunca antes en Chile, hemos avanzado en conservación terrestre y marina, en limpiar nuestra matriz energética, en hacer parte a la ciudadanía de un nuevo modo de entender el desarrollo. Es importante decirlo con claridad: ¡no puede haber retroceso!”.