15 de Febrero de 2018

Proyecto Fibra Óptica Austral: mejor conectados gracias a la carretera digital submarina

  • El Proyecto de Fibra Óptica Austral, un compromiso del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet para fortalecer el desarrollo de las zonas extremas del país, contempla la instalación de casi 4 mil kilómetros de fibra óptica en la Región de Magallanes. Esta iniciativa dotará de Internet de alta velocidad a la zona más austral de Chile para que sus habitantes puedan estar más y mejor conectados.

La Fibra Óptica Austral (FOA) es un proyecto destinado a conectar el extremo sur de Chile a través de una carretera digital submarina que irá desde Puerto Montt hasta Puerto Williams, más tres líneas terrestres. En total, sumarán 3.953 kilómetros de infraestructura de transmisión de datos a alta velocidad lo que va a permitir que las personas que residen en la Región de Magallanes, cuenten con mejor y más acceso al desarrollo digital.

La iniciativa es parte del compromiso del Gobierno con las zonas extremas del país, con los denominados Planes Especiales de Desarrollo de Zonas Extremas, que buscan el fortalecimiento de la regionalización y el desarrollo territorial armónico y equitativo, fundado en el principio de igualdad para que los habitantes de estas zonas extremas tengan las mismas oportunidades de acceder a servicios de telecomunicaciones de quienes viven en las otras regiones del país.

Para Silvana Garcés, este proyecto que estará operativo en 2020, es un gran avance para las comunicaciones de la región porque actualmente el factor climático es una gran barrera. “Espero que este proyecto de tener a este pequeño mundo conectado sea así y que ojalá que aunque haya vientos de 120 o 130 kilómetros por hora, nosotros sigamos conectados”.

 

► Si quieres más información sobre el Proyecto de Fibra Óptica Austral, visita este sitio.

 

Fibra Óptica Austral estará operativa el 2020

En octubre de 2017 se adjudicó el Proyecto de Fibra Óptica Austral, lo que fue destacado por la Presidenta Bachelet al ser un hito para llevar el desarrollo digital a las zonas más extremas del país.