18 de Agosto de 2017

Interrupción voluntaria del embarazo en tres causales: avanzando en la recuperación de los derechos de las chilenas

Desde 1989 la interrupción voluntaria del embarazo está prohibida en nuestro país, sin excepciones. Esto ha dejado a Chile entre las pocas naciones en el mundo que criminalizan toda forma de interrumpir voluntariamente un embarazo. Incluso, por ejemplo, cuando la vida de una madre corre peligro. La situación ha sido denunciada por diversas organizaciones que defienden los derechos de las personas y ha marcado a miles de mujeres que sienten que la normativa les restringe un derecho básico.

El Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet decidió cambiar esta realidad, poniendo la voluntad de las mujeres primero. En medio de una amplia mayoría ciudadana, y tras ser votado en ambas cámaras, el Congreso despacho el proyecto de ley que permite y regula la interrupción voluntaria del embarazo en tres casos concretos.

El proyecto de ley que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en caso de peligro de vida de la mujer, inviabilidad fetal letal y violación, quedó listo para ser promulgado como ley de la República. Con esto, se dio un paso importante en favor de los derechos de las mujeres.

Revisa el sitio 3causales.gob.cl y haz tuya esta iniciativa del Gobierno. ¡Necesitamos darle a las mujeres la posibilidad de elegir en situaciones difíciles!

Recuperamos el derecho a decidir

Luego de ser aprobado por el Tribunal Constitucional, la Presidenta Bachelet se refirió al histórico proyecto que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en 3 causales: