11 de Septiembre de 2017

8 años de la ley de Subsidio al Transporte Público: por un Chile más y mejor conectado

  • Desde que se promulgó la ley en 2009, la ley ha subsidiado servicios de locomoción en regiones, acercando a millones de chilenas y chilenos de sectores aislados.

Un país más integrado es un país más equitativo. La ley de Subsidio al Transporte Público cumple ocho años desde que se promulgó en el primer Gobierno de la Presidenta Bachelet y hoy, son más de 5 millones de personas beneficiadas con mejor conectividad y calidad de vida.

La ley ha permitido implementar servicios de transporte público y mejorar infraestructura en lugares de difícil acceso, favoreciendo directamente a quienes residen en sectores apartados.

Un claro ejemplo de la magnitud de esta política pública son los 860 servicios subsidiados de zonas aisladas y de conectividad rural financiados a través de esta ley.

Transporte en los modos terrestre, marítimo, lacustre, fluvial y aéreo facilitando que las comunidades puedan estar más cerca de la educación, salud y de servicios básicos.

Como el recientemente inaugurado servicio que une Peulla con Petrohué, en la región de Los Lagos o el servicio marítimo Puerto Yungay – Puerto Natales, que mediante la barcaza Crux Australis permite integrar el territorio nacional, evitando que las personas deban transitar por territorio argentino para viajar entre las regiones de Aysén y Magallanes.

Otros de los beneficios es la rebaja de tarifas en 17 mil buses de regiones, transporte escolar gratuito para 53 mil niños y niñas, la modernización de la flota de transporte público regional y fortalecimiento de los servicios ferroviarios de pasajeros como el Metrotren Nos-Rancagua, Metro de Valparaíso, Biotrén, Buscarril Talca-Constitución, Corto Laja y Tren Victoria –Temuco.